5 pasos para comenzar a elaborar el presupuesto anual 2023 de tu comunidad.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email

Cada administrador tiene su método, así que nos atrevemos a sugerir algunos pasos que servirán solo como aporte y guía en esta tarea anual

Antes de darte estos sencillos consejos o propuestas, queremos que tengas en cuenta algunas premisas relevantes.

La primera es que a la hora de armar el presupuesto tengas en cuenta que Chile experimenta un nivel de inflación sobre el 10% y que esa tendencia al alza se mantendrá en 2023.

Lo segundo es considerar montos de posibles reparaciones mayores, basado en tu análisis y en la información de los proveedores especializados que tiene la comunidad.

La tercera premisa es prever un fondo de reserva del 5% que la ley estipula, pero si puedes hacerlo mayor, es mejor. Asegúrate que sea producto del consenso de la comunidad.

Y finalmente, ten en cuenta que la actual Ley de Copropiedad inmobiliaria exige un presupuesto anual estimativo que debe ser presentado al comité de administración 30 días antes del inicio del nuevo periodo 2023.

Todos estos temas deben ser bien comunicados y conocidos por la comunidad, de los copropietarios, para que tengan una estimación del gasto común proyectado.

Y ahora vamos con los pasos para armar presupuestos:

1.- Recuerda tener el análisis financiero actualizado.

Lo primero que debes hacer es analizar la situación financiera actual de tu condominio. 

Si existe una alta morosidad y eso se traduce en deudas con proveedores u otro tipo de pagos pendientes, debes tenerlo muy claro.

Tu primer objetivo tendrá que ser saldar esas cuentas cuando se normalice la situación que ha impedido que se cubran con normalidad.

2.- Fija metas y objetivos.

Es necesario establecer los objetivos a partir de la realidad y de las necesidades de la comunidad.

De estas metas estratégicas dependerá el uso que puedan darle a los recursos y las próximas inversiones que harán mejor la vida de todos. Las metas deben ser específicas, alcanzables, medibles y cuantificables.

Intenta también fijar otros objetivos por más pequeños que sean. 

3.- Revisa los recursos con lo que cuentas.

Tienes que revisar los recursos con los que has contado hasta ahora, pero también los que se podrían generar de alguna acción en específico. 

Si tienes Kastor, también tienes el informe “Detalle de Gastos” donde encuentras el gasto común y los cobros individuales, y en el “Libro Banco” tienes todos los ingresos y egresos del periodo. Ambos informes exportables en un clic.

De esta forma sabrás si tendrás un excedente y podrás plantear una estrategia para el próximo año.

4.- Comienza a realizar estimaciones.

Ya con el conocimiento de tu situación financiera, los objetivos claros y los recursos con los que cuentas, puedes comenzar a hacer estimaciones.

Para realizar las estimaciones debes realizar cálculos de forma estimada pero basados en datos reales. 

Recuerda tomar en cuenta el sueldo de todos los trabajadores y dejar un capital extra para reemplazos y horas adicionales. 

Incluye también el sueldo del administrador, asignaciones al comité y presupuesta un monto para emergencias y pago de finiquitos.

Asimismo, debes incluir todos los insumos operativos de aseo y jardinería, artículos de oficina, servicios básicos, mantenimiento de instalaciones, contratos de seguros, tributos, multas y otros. 

5.- Asigna un monto por áreas.

Divide el monto total de tu cálculo y comienza a asignar recursos por área. 

De esta forma, será mucho más ordenada toda la tarea y podrás cubrir al menos las necesidades más básicas.

Equipo de Marketing y Comunicaciones

Equipo de Marketing y Comunicaciones

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Leer también